El Extraordinario caso de Luke Ruehlman…

El Extraordinario caso de Luke Ruehlman…

9 mayo, 2020 0 Por Juan Carlos

Tengo que agradecer a Silvia Bermejo que me pusiera en conocimiento de esta historia tan extraordinaria, a colación del artículo sobre el caso de Eduardo Cabrero que publiqué el pasado 11 de abril, en el que este niño recordaba asombrosamente todos los detalles de su anterior vida como Pancho seco, incluído el día en el que murió.

El caso que nos ocupa podríamos decir que es, si cabe, más sorprendente todavía, ya que en este caso, el niño reencarnado en otra persona recuerda perfectamente el tránsito de la muerte a la nueva vida.

 

Luke Ruehlman es hoy un joven de 10 años que vive con sus padres en Cincinnati (Ohio), pero que desde muy joven, con tan solo dos años, comenzó a dar señales y a contar como recordaba perfectamente su anterior vida. De esta forma, siendo tan pequeño, el niño intentó convencer a sus padres de que en su anterior vida fue una mujer llamada Pam (Pamela) Robinson. Su madre Erika, cuenta como Luke solía decir: “Cuando era una mujer, tenía el pelo negro y solía llevar pendientes”. Al principio lo tomaban en broma “son cosas de niños” se decía a sí misma Erika, hasta que un día, cuando el pequeño luke -ya con 5 años- contaba una anécdota sobre su anterior vida, la madre le preguntó al pequeño como es que ahora es un niño. Luke en su respuesta dejó boquiabierta a su madre: “Solía ser Pam, pero fallecí, subí al cielo y vi a Dios, él me regresó y desperté. De pronto era un bebé y tú me llamaste Luke”. Erika incrédula preguntó a Luke como había muerto y Luke respondió: “Fallecí en un incendio en Chicago”.

 

El escalofrío que sintió su madre al oír esta respuesta en su hijo de tan solo 5 años y la seguridad con la que lo contaba obligó a Erika a investigar la identidad de la supuesta Pamela Robinson. Para su sorpresa, halló una antigua noticia en la que se narraba, cómo una tal Pamela Robinson de 30 años, 

había fallecido en el incendio del Hotel Paxton de Chicago en 1993 tras arrojarse por una de las ventanas. El mismo Luke cuando contaba lo de su muerte, hacía un gesto como de saltar echando los brazos hacia delante.

 

Evidentemente Erika ratifica que es imposible que el niño conociese esta historia y cuenta cómo le costo unos días asimilar todo, no podía dormir “pensaba constantemente en ello” manifestó. Por eso quiso llegar al fondo del asunto y en su busqueda consiguió ponerse en contacto con la familia de Pam. Entre otros detalles, la familia de Pam dijo que esta era muy fan de Stevie Wonder, música de la que casualmente era fan Luke. Erika pidió a la familia de Pam una foto para realizar un experimento. Realizó un mosaico con varias fotos entre las que incluyó la de Pam y se lo enseñó al pequeño. “Nunca creí que fuera a escoger la foto correcta” dijo la madre. Luke miró por un instante aquel mosaico y dijo: “No reconozco a nadie, pero recuerdo cuando fue tomada esta” señalando la foto de Pam.


Al cabo de un tiempo, los recuerdos de Luke se detuvieron, “Fue como si él la dejara salir, terminó y ya no tenía nada más que decir de ella” dijo su madre. La madre y el niño contaron su historia en un documental llamado “Ghost Inside My Child” (Un fantasma dentro de mi hijo) transmitido por Lifetime Movie Network.