APÉNDICE VI, Rennes-les-Bains, cementerio, Sillón del Diablo y Roulers…

APÉNDICE VI, Rennes-les-Bains, cementerio, Sillón del Diablo y Roulers…

18 marzo, 2020 0 Por Juan Carlos

     Si alguien me preguntase que lugar relacionado con la historia de Rennes-le-Château me parece más especial -al margen del propio pueblo claro está- no sabría muy bien que contestar, todos los lugares que estamos visitando  y muchos otros de los que rodean este paraje tienen su leyenda, su lado mágico, su historia particular que de alguna forma se ha integrado en el misterio de RLC para engrandecer el mito. Rennes-les-Bains no iba a ser menos, de hecho, hay quien asegura que el origen de todo este embrollo se encuentra en este pueblo y en sus alrededores. Ya hemos visitado Coustaussa y la tumba de uno de los “amigos” de Saunière  el abbé Antoine Gélis, ahora vamos a introducirnos en el entorno de Henri Boudet, otro de los “amigos de Saunière y quien escribiera ese misterioso y bizarro libro titulado La Vraie Langue Celtique et le Cromleck de Rennes-les-Bains cuyo texto narra las andanzas de este cura por los alrededores descubriéndonos piedras y entornos mágicos, misteriosos lugares donde muchos investigadores aseguran, se esconde la verdadera  clave del misterio de Rennes-le-Château.

     Continuando a las rutas que venimos elaborando vamos a partir del último punto que hemos visitado, en este caso las ruinas de Blanchefort. Habíamos aparcado nuestro vehículo en un rellano junto a un puente en la carretera que nos lleva a RLB (Rennes-les-Bains) pues desde este punto retomaremos la carretera (D-14) hasta llegar al pueblo. Unos pocos metros antes de entrar en RLB, en el margen derecho de la carretera encontramos los restos de los antiguos baños termales romanos, podemos aparcar el coche a la entrada del pueblo y acercarnos andando a verlo.

     La primera parada importante ha de llevarnos al cementerio de RLB que se encuentra situado en el centro del pueblo, detrás de la iglesia y junto al rio Sals. Circulando por la travesía que cruza el pueblo llegaremos a una plaza situada entre la Rue de la Mairie (Calle del ayuntamiento) y la curiosa Rue des Deux Rennes (Calle de las dos Rennes). Como en este punto es imposible aparcar vamos a dejar el vehículo en un punto desde el que podamos visitar todos los lugares importantes a pie sin tener que moverlo.

     Para ello tendremos que atravesar todo el pueblo hasta que encontremos a la salida de este, dirección Bugarach en el lado izquierdo un pequeño aparcamiento situado junto a unas pistas deportivas. Retornaremos a pie hasta la plaza que se encuentra en el centro del pueblo y una vez aquí, viendo la plaza desde la travesía tendremos que dirigirnos a la esquina que queda al lado derecho de la plaza. Aquí hay un pequeño callejón donde se encuentra la entrada a la iglesia y desde donde puede accederse al interior del cementerio. ¿Qué encontramos de interesante aquí?

Aparcamiento a la salida de RLB y Plaza de las dos Rennes.

     Pues muchas cosas, en primer lugar, tenemos la iglesia que al contrario que en RLC esta se encuentra cerrada a cal y canto, pero si tuviésemos la suerte de encontrarla abierta podríamos ver en su interior un curioso cuadro llamado “La Lamentación” o más conocido en este affaire como” El Cristo de la Liebre”. Este cuadro ha dado mucho que hablar pues una vez más hay quien dice que esconde claves ocultas que revelan el emplazamiento de un lugar donde se halla oculto un gran tesoro en los alrededores de RLB, cosa que habría descubierto nuestro amigo Henri Boudet, quien más tarde habría dejado constancia de este lugar en las pistas ocultas en el texto y mapa de su libro. ¡Ahí es nada! Todo esto viene a cuento porque el cuadro fue donado a la parroquia a principios del siglo XIX por el marqués Paul François-Vincent de Fleury, dueño de las tierras donde se asientan  las ruinas de Blanchefort  y las antiguas minas de oro de la zona, las mismas minas que hemos comentado en el capítulo V donde los Templarios de la mano de Bertrand de Blanchefort mandaron traer a unos trabajadores alemanes para realizar misteriosas excavaciones, y el mismo marques cuyas “tumbas” se encuentran en el cementerio de RLB. Sí, he dicho tumbas ya que hubo un tiempo en el que existían dos tumbas de este personaje, hoy día solo puede verse una, pero de esto hablaremos al adentrarnos en el cementerio.

     El cuadro representa a Jesús yacente en el interior de una gruta junto a la Virgen María. En una de las rodillas de Jesús se distingue una cabeza de liebre -de ahí el nombre del cuadro- y hay quien dice que el paraje que se representa en el exterior de la gruta corresponde con un lugar de los alrededores de RLB, entonces el cuadro levantaría la liebre, el lugar donde se oculta el tesoro. Existe otro cuadro en el interior de la iglesia que representa a Jesús crucificado y que, según el investigador Franck Daffos seria complementario del otro, es decir, los dos cuadros juntos formarían uno solo, pero como puede verse en las fotos hay que emplearse a fondo para hacer coincidir los dos cuadros aparte de que resultaría absurdo crear un cuadro en el que se representase a Jesús dos veces.

Cuadros en el interior de la iglesia de RLB

     En la pared que hay frente a la puerta de la iglesia podemos ver una placa de mármol con una leyenda en memoria del abbé Heni Boudet y su sucesor el abbé Rescanières, ambos fallecidos el mismo año 1915. Junto a  esta placa podemos ver un curioso calvario de piedra con una cruz de hierro incrustada en su parte superior. Sobre la piedra puede leerse una extraña inscripción en latín sin un sentido aparente:

IN HOC SIGNO VINCES

DOMINO VIE RECTORE

PETRUS DELMAS FECIT

1856

     La primera frase de la inscripción es bien conocida para nosotros pues ya la encontramos en el frontal de la entrada de la iglesia de RLC, (IN HOC SIGNO VINCES – Por este signo vencerás) pero la segunda frase resulta un tanto desconcertante ya que DOMINO VIE RECTORE no tiene un sentido aparente (Señor Vie Rector) a no ser que Vie haga referencia a una persona, cuyo contexto entonces podría interpretarse como (Señor Rector VIE) entonces la frase cobraría sentido ya que el cura predecesor de Boudet en la parroquia de RLB fue un tal Jean Vie cuya tumba también se encuentra en el interior del cementerio con un más que curioso epitafio que pasaremos a analizar en breve y cuyo apellido aparece grabado en la piedra a mayor escala que el resto de palabras. La última frase no deja de ser sorprendente PETRUS DELMAS FECIT (Hecho por Pierre Delmas) es decir el propio cantero que grabo la inscripción dejo su firma para la posteridad reflejando finalmente el año (1856). Así pues todo parece indicar que Jean Vie fue el que ordeno instalar este pequeño calvario en 1856 siendo Pierre Delmas el encargado de tallar las inscripciones, pero, ¿qué hay de extraño en esto?

     Se da la circunstancia de que antiguamente existían otros dos calvarios de este tipo en RLB con la firma DELMAS uno en la carretera que une el pueblo con Montferrand y otro a la salida del pueblo que tuvo que ser modificado por unas obras de ensanchamiento de la calzada. Se dice que este calvario marcaba la entrada a una cripta subterránea que albergaba objetos de valor y una misteriosa tumba ¿Pasaría lo mismo con el otro calvario Delmas y con el que está a la entrada de la iglesia? ¿Era conocedor este cantero de los secretos que se esconden en RLB y dejo marcados estos lugares con su firma? La cosa se complica aún más cuando descubrimos que el predecesor de los curas Jean Vie y Henri Boudet en la parroquia de RLB, era un tal Antoine Delmas, quien en 1706 escribió un peculiar texto de once páginas conocido hoy como Manuscrito Delmas donde entre otras cosas habla de los vestigios arqueológicos de los alrededores del pueblo ¿Acaso fue este manuscrito la fuente de inspiración del padre Boudet a la hora de escribir su extraño libro? ¿Ocultaba este manuscrito algún conocimiento secreto que posteriormente codificó Boudet en su libro? ¿Existe alguna relación entre todo esto y el secreto de Rennes-le-Château? Yo no tengo las respuestas a estas preguntas, pero desde luego podríamos escribir otro libro con las leyendas y misterios que se esconden en esta aldea igual de interesante que la historia sobre el misterio de RLC.

Calvario Delmas a la entrada de Rennes-les-Bains en la actualidad.

     Pasemos pues al cementerio, junto a la entrada de la iglesia se encuentra una verja negra que suele permanecer abierta dándonos acceso al interior del cementerio. Nada más acceder a este nos aguarda una increíble sorpresa. Escondido tras un seto junto a las paredes de la iglesia encontramos un pilar de piedra de forma idéntica al pilar visigodo que Saunière colocó en el jardín de la iglesia sobre el que escribió MISSION 1891, pero con la diferencia de que este es tosco, sin inscripciones ni ningún tipo de grabado. ¿Acaso no hemos dicho que el antiguo pilar de la iglesia estaba compuesto por dos pilares de piedra uno tallado y el otro tosco? ¿Será este el otro pilar? Es más que probable…

Pilar dentro del cementerio de RLB similar al que Saunière coloco en el jardín de la iglesia de RLC.

 

     Adentrándonos en el cementerio localizamos en primer lugar la tumba del mencionado antiguo párroco Jean VIE cuyo apellido aparece grabado de forma extraña en el calvario que hay frente a la puerta de la iglesia. El curioso epitafio en su recuerdo ha sido causa de estudio por parte de varios investigadores que afirman que esconde un mensaje oculto. En primer lugar, el apellido VIE aparece grabado a una escala superior del resto de letras al igual que en el calvario. Por otra parte la fecha de su muerte está configurada de una forma bastante curiosa ya que podemos leer  (Mort le 1er 7bre 1872) es decir Muerto el primero de septiembre de 1872. El 1 y el 7 destacan en la fecha de la muerte sobre las abreviaturas y si unimos estos números con el nombre del fallecido obtendremos una fecha bien conocida en el misterio de RLC, el 17 de enero. En francés enero se escribe Janvier muy semejante a JeanVIE que fonéticamente se pronuncian de la misma manera, así pues 17 Jean VIE se correspondería con el 17 de enero (17 Janvier).

ICI REPOSE

Jean VIE

né en 1808

Nommé Curé en 1840

Mort le 1er 7bre 1872

PRIEZ POUR LUI

Pero lo más llamativo del epitafio es sin duda lo que no se pone, o en este caso lo que se ha modificado y es que el abbé Jean VIE falleció realmente un 31 de agosto de 1872. Según el investigador francés Gerard de Sède, el epitafio fue modificado por el propio Henri Boudet con la intención de dejar una nueva pista escribiendo la fecha de forma tan peculiar.

La pregunta que surge es ¿Por qué querría destacar la fecha de la muerte de la marquesa Marie de Nègre sobre la tumba de este cura? ¿Qué significado tiene esta fecha tan recurrente en esta historia? Lo que queda claro es que de ser esto cierto, demostraría que existía un conocimiento por parte de ciertos curas de la zona sobre un secreto relacionado con la tumba de la marquesa en RLC mucho antes de la llegada de Bérenger Saunière, aunque lo cierto es que el epitafio de la tumba de Jean VIE no es tan peculiar como parece ya que a solo unos pocos metros de esta, encontramos la tumba de un vecino del pueblo cuyo epitafio está redactado de una forma similar.

Así pues, como podemos ver en la siguiente estela funeraria el apellido de la persona y la abreviatura en la fecha coinciden con el formato de la grabación en la estela de Jean VIE por lo que dudo que nadie quisiera dejar mensaje cifrado alguno, más bien es una forma de ajustar el texto al tamaño de la lápida.

CI – GIT

Rosalie COUDIE

decedée le 8

7bre   1899

Âgée de 45 ans

P. P. E

La otra tumba misteriosa del cementerio es la del ya mencionado Conde Paul Urbain de Fleury, nieto de la Marquesa de Hautpoul Marie de Nègre y señor de las tierras donde se asientan las ruinas de Blanchefort. El misterio de su tumba se centra en que hubo un tiempo en el que existían dos sepulturas de este noble en el cementerio. La actual, la que puede verse hoy se encuentra a la entrada del cementerio contra el muro derecho.

Tumba actual de Paul Urbain de Fleury dentro del cementerio de RLB.

La otra tumba ha desaparecido pero ¿por qué habría dos tumbas de la misma persona dentro del cementerio? Todo parece deberse a sendas inundaciones que tuvieron lugar en 1891 y 1992 quedando el cementerio arrasado por el agua y bastante dañado en ambas ocasiones, obligando a recolocar muchas de las sepulturas, lo que origino que en un momento dado los restos transferidos del conde a la tumba de su hijo –que es la que vemos hoy día-  compartiera presencia en el cementerio con la lápida de su antigua sepultura que quedo notablemente dañada y es lo que motivo la transferencia de sus restos a este nuevo emplazamiento como nos indica una inscripción en dicha tumba:

 

Restes transférés

de Paul-Urbain comte de Fleury

décédé le 7 Août 1856

à l’âge de 60 ans

CONCESSION PERPETUELLE

 

Aquí termina nuestra visita la iglesia y cementerio de RLB que como vemos no tiene desperdicio y donde abundan las leyendas de códigos ocultos y supuestos tesoros. Lo cierto es que todo lo que está relacionado con Rennes-le-Château sigue la misma línea, sucesos extraños, códigos ocultos y leyendas de tesoros. Pero la ruta por Rennes-Les-Bains no ha finalizado, tras la visita al cementerio vamos a seguir los pasos de Boudet por los alrededores y lo primero es visitar el conocido Sillón del Diablo.

Así pues tras salir del cementerio vamos dirigirnos al aparcamiento donde estacionamos el vehículo a nuestra llegada al pueblo, no sin antes detenernos en un elemento que encontraremos de camino. Según caminamos por la travesía del pueblo en dirección al citado aparcamiento, en un lateral de la calzada nos encontraremos con un gran calvario –que no tiene nada que ver con los Delmas anteriormente citados- este es de grandes proporciones y en su peana de piedra tiene grabadas las letras “MISSION 1885” la misma inscripción que Saunière tallo en el pilar de piedra pero con distinto año, curiosamente el año en el que Saunière es nombrado párroco de RLC. Pero lo más llamativo del calvario en cuestión es la firma del cantero que tallo el calvario. En la parte inferior del monumento leemos “E. CALVET” que aunque no tenga nada que ver, hay quien ha relacionado con Emma Calvé, la cantante de ópera con la que se llegó a decir que Saunière mantuvo un romance, sin duda curioso.

Calvario de Mission que se encuentra en la travesía de Rennes-les-Bains.

Continuando con la ruta, una vez que lleguemos al estacionamiento donde tenemos el vehículo veremos que frente a este asciende un camino asfaltado que se llama Chemin du Cercle (Camino del Circulo). Subiendo por este camino llegaremos a un punto que el camino finaliza en un prado, donde encontramos una farola con un cartel junto a una casa de piedra en cuya ventana hay otro cartel indicativo.

Continuando en la dirección que nos marcan los carteles y pasando entre las dos casas de piedra encontraremos un sendero que inicia el ascenso por la montaña y que nos guiará en primer lugar a la Fuente del Circulo junto la cual se encuentra el Sillón del Diablo, una especie de butaca tallada en una gran roca cuyo origen es desconocido, aunque Boudet lo incluye en su libro dentro de su Cromlech celta y sobre el que hay grabados unos curiosos símbolos. 

Detrás del Sillón del Diablo distinguiremos un sendero con un puente de madera que asciende por la montaña, el sendero está señalizado y siguiéndole podremos encontrar las piedras temblorosas o “Roulers” como les identifica Boudet en du libro y la llamada Fuente de la Magdalena.

Para llegar a los Roullers hay que continuar por el sendero que parte desde el sillón del diablo hacia arriba, pasando por el puente de madera. Los senderos veremos que están marcados en los árboles no hay perdida, llegaremos a un alto donde hay un árbol caído (punto amarillo), aquí entramos en un claro al lado del árbol caído y veremos que a mano izquierda desciende un nuevo sendero señalizado con un cartel que pone “Madeleine”. Hay que tomar este sendero e ir fijándose bien en el lado izquierdo de la ladera, a los 5 minutos aproximadamente aparecerán los Roullers (Punto azul). Para regresar al coche podemos retornar por donde vinimos o continuar el sendero de los Roullers pues te devuelve a la carretera de Bugarach.

En este punto finaliza mi ruta por Rennes-les-Bains así como las rutas por los lugares más significativos relacionados con el misterio de Rennes-le-Château. En RLB existen muchos más lugares relacionados con esta historia como son el Pla de la Coste, el Pla de las Brugos, la Fuente de los Amores o el lugar donde se juntan los ríos Blanque y el Sals conocido como Bénitier, pero a este respecto dejaremos al lector que explore un poco por su cuenta. Mi búsqueda de respuestas en este affaire me llevo a realizar una ruta por los castillos cataros de la zona incluido el mágico Montsegur. Recorrí lugares como Carcassonne, Limoux, Alet, Axat, el castillo de Opoul y el abandonado pueblo de Perillos, la fortaleza “Templaria” de Bézu, Bugarach, Cardou y así un sinfín de lugares y miles de kilómetros que sin duda aconsejo realizar pues relacionados o no con el caso que nos ocupa, no dejan de ser lugares fascinantes.